Cómo transformar un bote en joyero con frutos de otoño*


Cantaba Marilyn Monroe que los diamantes son los mejores amigos de una chica. No voy a ser yo quien contradiga a la rubia, aunque he de reconocer que a mí me va la bisutería más que nada por aquello de lucir mucha y diferente (aunque si me pusieran un pedrolo en el dedo no lo discriminaría).

Por esa razón en lugar de utilizar joyeros tengo recipientes de cristal. Guardar separadas tus joyicas según las uses y localizarlas al primer golpe de vista sin necesidad de revolver es súper cómodo y muy agradecido si vas con prisa. ¿Y quién ha dicho que los botes por ser reciclados han de quedar feos? En manos de Pica Pecosa, antes al contrario.

Así que aprovechando que el adhesivo Montack de Ceys celebra su aniversario en Instagram con un Desafío Handbox, voy a enseñarte a hacer un joyero DIY reciclando un bote de conservas con frutos de otoño y una mano de pintura en spray:

 
He vuelto a caer en la tentación de utilizar frutos de otoño, pero es que además de que tienen unas formas preciosas, son muy agradecidos y con poco que les hagas lucen muchísimo. Acuérdate del espejo (aquí), que a día de hoy cada vez que tenemos visita siguen preguntándome dónde lo compré. Y la letra 3D (aquí) que gustó tanto que me encargaron varias.

Así que si tienes un bote con una forma o un tamaño que te gusta, esta es una idea genial para aprovecharlo:


MATERIALES QUE NECESITARÁS:

- Un bote de cristal . Reciclados molan más.

- Frutos de otoño. No necesitas un #pueblitobueno para recolectarlos porque en las ciudades también hay árboles cuyas semillas puedes aprovechar, como pinos, robles, eucaliptos, etc.

- Pintura en spray. La más indicada porque es rápida de aplicar y llega a todos los recovecos de los frutos. Otro detalle muy importante es que con ella no tendrás marcas de brochazos en la tapa.

- Pegamento. He utilizado el invisible de Montack Ceys porque al secar no se nota y además es lo suficientemente fuerte para pegar los frutos entre ellos y a la tapa. 


HACER EL JOYERO (3 PASOS):

# Paso 1. Selecciona los frutos que vas a utilizar y prueba varias combinaciones hasta que des con la definitiva:
 

# Paso 2. Píntalos uno a uno con la pintura en spray y también la tapa. Es mejor pintar cada elemento por separado (frutos y tapa) y luego pegarlos porque si lo haces al revés, al pintar los frutos vas a dejar churretones de pintura en la tapa:


# Paso 3 (y último). Pega los frutos a la tapa. Con paciencia y poco a poco, colocando cada uno en su hueco:



Y de esta forma tan sencilla y barata ya tienes tu joyero personalizado con el tamaño que necesitas, puedes ver lo que tiene en su interior y lo mejor de todo es que es único e irrepetible:






Al principio te comentaba que gracias a este DIY participo con el adhesivo Montack de Ceys en el Desafío Handbox. Hay 20 proyectos y el que más "me gusta" reciba se llevará una tarjeta regalo de Amazon por valor de 75 euros. 

Si quieres ayudarme a que mi joyero personalizado con frutos de otoño gane el premio, puedes hacerlo dando un "me gusta" a mi foto en el perfil de Ceys:  @ceys_loarreglatodo.


Pero ojo que esto no es todo. Porque tú, lector/a también puedes participar en el desafío y llevarte otra tarjeta regalo de Amazon por valor de 75 euros. 

Si te gustan las manualidades y te lanzas a crear algo con los adhesivos Montack de Ceys, también puedes participar en el concurso. Tienes del 14 al 28 de marzo para publicarlo en tu cuenta de instagram con los hastags #ceysmontack y #weloveceys. ¡El que más "me gusta" reciba se llevará el premio!



P.D.: Post patrocinado por adhesivo Montack de Ceys.





1 comentario: