Cómo ordenar tu escritorio con un cajón de una alacena reciclado*


Este DIY me ha costado lo suyo hacerlo. No porque sea difícil, sino por laborioso. He reciclado un cajón de una alacena para convertido en un organizador de escritorio. Y lo he puesto así de bonito con azulejos hidráulicos de imitación que he pintado utilizando la técnica del estarcido (stencil en inglés): 


Por fin hemos acabado con la habitación de invitados-trastero-vertedero y ya tenemos un pequeño despacho. Todavía no se si podré poner el estante-casita (aquí) porque me temo que tengo más cosas que espacio, pero no pierdo la esperanza. Voy haciendo pequeños avances, como este cajón que en su día estaría en una cocina guardando quién sabe qué y ahora está atiborrado con material de oficina (no te dejes engañar por las fotos, si lo saco con todo ni siquiera se intuiría el fondo azulejado).

Pero empecemos por el principio. Este cajón lo encontré al borde de la carretera un día de lluvia. Estaba esperándome, porque a la ida no había nada y cuando pasé de vuelta allí lo tenía junto a un contenedor de basura. Lo recogí única y exclusivamente porque el color de la fórmica y el tirador me recordaban la alacena que había en casa de mi abuela. Si no llega a ser por eso paso de largo, porque tenía un lateral roto y se le veía muy traqueteado:



La suerte que tengo es que a mi padre la madera se le da bien, así que le aburrí pedí que lo arreglase y de paso le quitase unos centímetros de largo para que quedase más cuadrado. Es un cielo porque no sólo hizo eso, sino que además cortó el sobrante del tornillo del tirador y le dio una pasada de lija por fuera:



Una vez lo tuve en condiciones para trabajar sobre él y después de limpiarlo bien con amoníaco, quedaba la parte divertida: pintar. Había recibido unas pinturas y unas plantillas de La Pajarita, así que me puse manos a la obra para ver de qué eran capaces.

Utilicé tres gamas diferentes. De Chalk Paint usé Dijon, Fresa Boho, Peach, Mint, Gris Kioto y Azul Horizonte. De Matt Paint, Lemon, Velvet y Jade. Y de Eggshell Paint, Cancún y Magnolia.

A diferencia del pincel, que debe ser especial para estarcido, la pintura puede ser de cualquier tipo porque al aplicarse con toquecitos y el pincel casi seco, no influye en el resultado. La única diferencia estará en la cantidad de manos que deberás dar para que cubra la superficie:


De ellas me gustaron sobre todo los colores, especialmente los tonos pastel de la chalk paint. Sorpresa muy agradable porque cubre bien, tanto que sólo habría necesitado una mano (aunque yo por si acaso le dí dos porque después de quitar la plantilla ya no podría repasarlo). Curiosamente una que no cubrió bien (y eso que le di varias manos) fue Velvet. Digo curiosamente porque al ser oscura pensé que iba a quedar mejor, pero al final todavía se le notaban los brochazos. Y me pasó a la inversa con Lemon, que al ser tan clarita e ir sobre la Velvet creí que no cubriría y se notarían los brochazos, y todo lo contrario. 

La plantilla que he utilizado es el modelo Mosaique. Al estar hecha de metacrilato facilita que se adhiera a la superficie y además la hace muy resistente a la hora de pegar y despegar la cinta de carrocero y de lavarla bajo el grifo.

Si quieres, puedes fabricarte las tuyas propias. Yo tuve que hacerlo para los bordes, porque la de metacrilato no doblaba lo suficiente. Pero no quedó igual de bien porque la pintura se coló por debajo. Podría deberse a que el papel es demasiado endeble, pero hacerla en cartón u otro material más resistente me era imposible por todos los detalles que llevaba:



El pincel tiene que ser específico para estarcido, con las cerdas duras y cortadas rectas, aunque también puedes fabricarte uno tú mismo (más adelante tienes un vídeo donde te explico cómo).


Antes de aplicar el estarcido:

Lo primero que hice fue darle una mano de imprimación. Según el fabricante ninguna de las gamas que utilicé lo necesitaría, pero como no tenía ni idea de la vida que había llevado hasta entonces el animalillo, preferí no arriesgarme a que saliesen manchas e ir sobre seguro.  

A continuación pinté el exterior de color Mint  porque es casi exactamente el mismo tono que la fórmica y así lo uniformaba. El contraste estaría en el interior, donde empecé dibujando los cuadrados de los azulejos para centrar la plantilla:


Las bases son Velvet, Dijon, Peach y Gris Kioto. El cajón está hecho de aquella manera, lo que sumado a los años, la humedad y el repuesto que le puso mi padre hace que no haya una sola línea recta. Aquí no tanto, pero con los dibujos se nota claramente que no hay ningún azulejo que encaje con el compañero:



Pintar aplicando la técnica del estarcido/stencil:

La regla número uno que hay que seguir a rajatabla es dejar secar bien la pintura. Vamos a ponerle encima una plantilla que la mayoría de las veces sujetaremos con cinta de carrocero, así que es fundamental que no esté húmeda para evitar que se emborrone o manche. 

Después de pintar las bases, coloqué la plantilla haciendo coincidir los cuadrados y puse cinta de carrocero para que no se moviese. 

Como iba a utilizar diferentes colores, tuve que ir tapando los huecos que irían en otro color. De ahí la laboriosidad de este DIY, porque estaba todo el tiempo cambiando de sitio la cinta, tapando lo que no quería pintar y entre medias esperando a que secase la pintura:


La forma de pintar es muy curiosa y requiere mucha paciencia porque es muy lento. Hay que mojar solamente las puntas de las fibras, descargar el exceso de pintura sobre un trapo o un papel de cocina y pintar dando golpecitos sobre el hueco de la plantilla que queda libre. La pintura no puede extenderse como haríamos para pintar normalmente porque se metería por debajo y emborronaría el dibujo:


Como una imagen vale más que mil palabras, he subido a mi canal de YouTube un vídeo donde #laniña te explica cómo aplicar esta técnica:



En este te muestro cómo van avanzando los azulejos:



En un principio había marcado los bordes de los cuadros que vienen en la plantilla, pero quedaban fatal por lo que te decía de que en el cajón no hay una línea recta, así que acabé tapándolos para que no se notase tanto.

El último paso (imprescindible con chalk paint) es proteger la pintura con un barniz. Utilicé el que me sobró de la estantería de Ikea (aquí) y así me aseguro de que por mucho roce que lleven, los azulejos van a estar igual que recién pintados:






Este es el dibujo que hizo #laniña. Esta técnica tiene muchísimas aplicaciones además del papel y la madera, como la tela, lo que te permite decorar cualquier rincón de tu casa:


Ahora que ya sabes cómo se hace, te animo a que pruebes esta técnica y descubras lo fácil que es aplicarla. Si es la primera vez hazlo con una plantilla sencilla para ir cogiéndole el tranquillo y en nada podrás meterte con cosas más elaboradas.

Mi madre ha hecho sábanas, cojines y manteles con pintura especial para tela, así que imagínate el partido que puedes sacarle. 




* Post patrocinado por pinturas La Pajarita.






14 comentarios:

  1. Me encanta que pasada de cajón... Menudo cambio y me encanta como has combinado todos los colores.
    Besotes R&I ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchísimas gracias Elena!!

      Todo el trabajo que llevó mereció la pena, estoy muy contenta con el resultado. Los colores me encantan, tanto los pastel de la chalk paint como los más vivos de las demás gamas.

      Un besazo,
      Sonia

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias Patry!!

      Además de bonito es súper útil porque tengo todos los botes reunidos y así no andan de un lado para otro sobre la mesa ;-D

      Un besazo,
      Sonia

      Eliminar
  3. ¡El cajón es una preciosidad!
    Me encanta ese efecto de baldosa hidráulica que has conseguido en el interior con la estarcidos.
    Te he comentado varias veces desde el blog de Patry pero desde hoy ya te sigo para no perderme nada de tus hermosos trabajos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias Isabel y bienvenida!!

      No te mentiré, que en medio del proceso de pintar los azulejos en algún momento me desesperé porque es muy laborioso y lleva tiempo, pero estoy muy satisfecha con el resultado.

      Si vienes de parte de Patry es bien, así que bienvenida de nuevo y espero que te gusten mis cositas :-D

      Un besazo,
      Sonia

      Eliminar
  4. Ponga color en su vida!! ..hasta desde dentro de un cajón :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre color, incluso donde no se aprecia a primera vista para que te lleves una alegría ;-D

      Un besazo,
      Sonia

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias Ainhoa!! El resultado es bonito y además muy práctico porque tengo todos los botes y otras cosas runidos en el mismo sitio ;-D

      Un besazo,
      Sonia

      Eliminar
  6. Realmente espectacular: súper trabajo tuyo y de la niña ! ; )

    Un besazo para ambas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias Arantxa!!

      Lo mejor de todo fue grabar los vídeos con ella porque se lo toma súper en serio y es muy pefeccionista ;-D Se nota que ha visto muchos programas de Art Attack porque lo clava :-))

      Un besazo,
      Sonia

      Eliminar
  7. Que interesante lo del estarcido y que cajón tan chuli te ha quedado, jeje. Claro que yo lo veo así de rotito y mas bien paso de el :(
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias Ayla!!

      Yo tampoco las tenía todas conmigo cuando lo ví porque estaba el pobre para el arrastre. Le salvó que me recordó la cocina de mi abuela en el pueblo y que mi padre lo pudo recomponer.

      Ahora me alegro de haberle dado una oportunidad, porque aparte de bonito es súper útil.

      Un besazo,
      Sonia

      Eliminar