Un regalo sin chuches para los niños invitados a una Comunión


El pasado fin de semana celebramos la Primera Comunión de #laniña. Lo contaba aquí, fueron meses de preparativos y algunos nervios los últimos días (básicamente porque creía que no iba a llegar con la decoración), pero llegué y todo salió perfecto.

Te iré contando los DIY que hice para celebrarlo, y para empezar te enseño el regalo que dimos a los niños invitados: una bolsa de tela con juguetes y un libro:

regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-juguetes

Ese día fueron ellos los protagonistas. Empezó con la misa, que el cura hizo muy humana y entrañable. Y siguió en el restaurante, con tantos extras (actuación de un mago, hinchables, camas elásticas, wipe out, karts, mesas dulces y más) que hicieron que de comunión pasase a boda gitana, porque como no aparecieron en toda la tarde y estábamos tan a gusto, nos vinimos arriba y acabamos pidiendo algo de pinchar para cenar.

Cuando empecé con los preparativos lo primero que pensé fue el regalo para los niños. No quería darles el típico revoltijo con chucherías porque me imaginaba que en el restaurante pondrían una mesa dulce (y no me equivocaba, había una con gominolas y helados, un puesto de algodón de azúcar y una fuente de chocolate. Aquello no eran niños, eran cohetes que salían disparados cada vez que se acercaban a repostar).

Como tenía unos cuantos meses por delante, se me ocurrió hacer una bolsa de tela e ir llenándola con juguetes y otras cosas, con la única condición que no costasen más de un (1) euro.

Entre Tiger y una tienda similar del #pueblitobueno conseguí reunir unas cuantas simpáticas y curiosas: 

# De Tiger:
- Dos láminas de plástico mágico para hacer llaveros.
- Un estuche con 12 mini-rotuladores.

# De la #tienditabonita:
- Una comba.
- Una nariz de payaso.
- Una peonza (de las de madera de toda la vida).
- Un librito de mandalas para colorear.

# DIY:
- Tizas de colores (metidas en una caja de pasta de dientes, cortada a la mitad y forrada con papel de regalo).
- Una bolsita con confeti (hecho con folios de colores cortados con una troqueladora):

regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-juguetes

Lo de los libros me vino que ni pintado porque encontré una librería de segunda mano que estaba a punto de cerrar. Aunque son usados, están perfectos y algunas ediciones ya ni existen.

En cada uno metí una carta explicándole a su nuevo dueño de dónde había salido (puedes leerla completa aquí).

Todas las veces que pasé por esa tienda me llevé sorpresas muy agradables, porque encontré varios que teníamos en la escuela del #pueblitobueno (aquí). Así que por arte de la tinta y el papel viejo me teletransporté a mi infancia:

regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-libros

Las bolsas las cosió mi madre con un retal que compré en Leroy Merlín y yo les puse el cordón, los abalorios de madera para cerrarlas y la etiqueta con el nombre y la fecha (en otro post te cuento cómo las hice):

regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-juguetes

Entre los invitados había una bebé, por lo que su regalo fue una almohada-peluche de pajarito que hice yo misma:

regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-peluche

Por último, para la presentación pinté una caja de fruta y le añadí una guirnalda de borlas DIY de papel de seda (aunque también habrían quedado bien unos banderines de tela sin coser, como te enseñaba aquí):

regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-juguetes-caja-fruta

regalos-diy-ninos-invitados-comunion-bolsa-tela-juguetes-caja-fruta

Las bolsas fueron todo un éxito porque ninguno se esperaba algo así y los regalos les hicieron mucha gracia (todavía no me han contado qué tal con las peonzas, pero ese mismo día alguno se animó con la comba).

Aunque vuelvo a repetir que lo mejor del día fue que los niños fueron los protagonistas, todo salió según lo previsto y nos divertimos un montón. Cómo sería que #laniña dijo que quería confirmarse y hacer una fiesta igual.

Si quieres más ideas de regalos DIY para niños invitados a una comunión, los que hemos dado en el colegio en los cumpleaños de #laniña pueden servirte de inspiración: el juego del 3 en raya con piedras (aquí), una planta en un tarro de conservas (aquí), colgantes con letras de tela (aquí) o marionetas de fieltro para los dedos (aquí).



NOTA: Este post no está patrocinado por Tiger ni por Leroy Merlin pero como siempre digo, si alguien de esas tiendas lee esto que sepa que yo estoy encantada de colaborar.







2 comentarios:

  1. Imaginación al poder!!! Hacer un bonito regalo y que sea todo un recuerdo divertido es un arte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Regalarle a un niño cada día es más complicado porque tienen de todo, pero siempre tienes una oportunidad de soprenderles ;-D

      Un besazo,
      Sonia

      Eliminar