No tires tu vieja cartera, rejuvenécela con pintura y cuentas de madera


¡Hola a tod@s! Vamos a empezar la semana con un tutorial muy sencillo en el que os voy a mostrar cómo rejuvenecí mi cartera con chalk paint y unas cuentas de madera.

Me estoy dando cuenta de que esto de personalizar complementos engancha, sólo tenéis que ver que hace dos semanas le cambié la cara a mi bolso con una cadena (aquí) y hoy es la cartera la que va por el mismo camino

No la he reciclado por su valor económico, porque es de unas rebajas de Primark, sino porque con ella me pasa lo mismo que con el bolso, me es tan cómoda porque tiene un montón de compartimentos y se cierra con una cremallera (perfecta para que no salgan disparados los montones de papelitos, tiquets y demás cosas que voy acumulando) que me daba pena dejarla sólo porque estuviese desgastada.
cartera-personalizada-reciclada-con-chalk-paint-y-cuentas-de-madera
Así que me puse manos a la obra para dejarla con otra cara con estos materiales:
cartera-personalizada-reciclada-con-chalk-paint-y-cuentas-de-madera1. Pintura chalk paint: la escogí porque con una imprimación previa se pega a cualquier superficie y así me ahorraba tener que comprar otras específicas y que luego no creo que volviese a utilizar más. 

2. Cuentas de madera de tres tamaños: para hacer el tirador de la cremallera, que también estaba muy desgastado por el uso.

3. Cera incolora: para protegerla pintura de los roces tanto en la cartera como en las cuentas.


A continuación os cuento el proceso de pintar la cartera:

- Paso 1: Dí una capa de imprimación por toda la superficie donde luego pintaría con chalk paint y la dejé secar 24 horas. Es el tiempo que suelen recomendar, aunque en este caso por lo pequeño que era no creo que hiciese falta tanto, pero no quería estropear el resultado por algo tan tonto como no esperar lo suficiente.

Me decidí por unas rayas porque son sencillas de hacer y para asegurarme de que salían rectas utilicé cinta de carrocero para marcar los bordes:
cartera-personalizada-reciclada-con-chalk-paint-y-cuentas-de-madera
- Paso 2: Una vez seca la base de imprimación, pinté las rayas con chalk paint. Escogí la combinación de blanco y mint porque es mi preferida y queda muy alegre y primaveral.

También es verdad que como era la primera vez que lo hacía y no estaba segura del resultado, no quería echar tiempo en algo complicado y que después de tanto trabajo no quedase bien.

Y para qué engañarnos, soy una ansias y quería ver cuanto antes el resultado, así que fui a lo fácil. Otra vez utilicé cinta de carrocero para que los bordes me saliesen bien rectos:
cartera-personalizada-reciclada-con-chalk-paint-y-cuentas-de-madera
- Paso 3: Cubrir toda la superficie pintada con cera incolora para protegerla de los roces. Este paso es muy importante porque es la única forma de asegurarnos que la pinturá no saltará con el uso. Y funciona, porque hace unos días que la llevo conmigo y está tan perfecta como cuando acabé de pintarla.


Este es el resultado después de la pintura:
cartera-personalizada-reciclada-con-chalk-paint-y-cuentas-de-madera
Quedaba hacer el tirador para la cremallera. Me inspiré en otros que ya había hecho, como el de este neceser, este estuche para los colores de la niña, estos dos estuches de gafas y un neceser e incluso este llavero.

Utilicé unas cuentas de madera pintadas con los mismos colores que había utilizado en la cartera para que conjuntasen:
cartera-personalizada-reciclada-con-chalk-paint-y-cuentas-de-madera
Habréis observado que las cuentas pequeñas no tienen el mismo acabado mate que las grandes. Eso es porque con ellas no utilicé chalk paint, sino pintura de uñas para copiar el mismo color que la cartera:
cartera-personalizada-reciclada-con-chalk-paint-y-cuentas-de-madera
Y este es el resultado final:
cartera-personalizada-reciclada-con-chalk-paint-y-cuentas-de-madera

cartera-personalizada-reciclada-con-chalk-paint-y-cuentas-de-madera

cartera-personalizada-reciclada-con-chalk-paint-y-cuentas-de-madera

cartera-personalizada-reciclada-con-chalk-paint-y-cuentas-de-madera

cartera-personalizada-reciclada-con-chalk-paint-y-cuentas-de-madera
Estoy muy contenta con el resultado porque parece otra completamente distinta y la cremallera ha quedado muy original. Y esos colores tan alegres, es verlos y pensar en el verano.

¿Qué os parece cómo ha quedado? ¿Vosotr@s también os animaríais a rejuvenecer la vuestra? Por cierto, ¿Cómo es vuestra cartera?


Sed muy felices y disfrutad de este soleado principio de semana.




10 comentarios:

  1. q maravilla, te ha quedado genial... saludines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Patry! Ha sido una buena solución, a día de hoy sigue aguantando la pintura como una campeona ;-D

      Un beso,
      Sonia

      Eliminar
  2. Te ha quedado super personalizada!!!! No lo descarto para otro trabajos pero me han regalado una que me gusta mucho ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Ainhoa! Puedes hacérselo cuando necesite un lavado de cara ;-D

      Un beso,
      Sonia

      Eliminar
  3. Te ha quedado preciosa!! me encantan además los colores!! muy buena idea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias guapa! Los utilizo siempre que puedo porque me recuerdan al verano, que parece que no hay prisa por hacer nada, y al buen tiempo

      Un beso,
      Sonia

      Eliminar
  4. Muchas gracias por la solución que me has dado para una cartera que no quería tirar, aunque esta viejita, me resisto a tirarla

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias a tí por pasarte por leerme Carmen! Te entiendo perfectamente, cuando estás cómoda con algo no lo quieres cambiar. Ya me contarás qué tal el resultado.

    Un beso,
    Sonia

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué buena idea! No se me habría ocurrido pintarla con chalk paint... Y el resultado queda espectacular :)
    Un besico,
    MISoRu

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué buena idea! Te ha quedado estupenda, me gusta mucho el resultado.

    ResponderEliminar