Mochila personalizada con chalk paint

La niña empezó este curso en Primaria. Eso significa que ha abandonado la seguridad del recinto de Infantil y que mira a los pequeños por encima del hombro. Ella está encantada de entrar por la misma puerta que los mayores y de compartir patio en el recreo con ellos y yo sufro como sólo las madres novatas en estas lides pueden hacerlo.

Paradójicamente a mí lo que más me ha hecho tomar conciencia del cambio ha sido la mochila. Como lo oís. Durante tres años llevó una pequeñita que yo misma compraba respetando el único requisito de que fuese de color rosa.

De llegar a la sección del material escolar y pillar la primera que me encajaba pasamos a echar media vida decidiendo si era mejor la tradicional con dos asas que se lleva a la espalda o la que tiene ruedas y asa extensible.

Yo egoístamente votaba por la primera porque voy a ser yo quien la mayoría de las veces la llevará de ida y vuelta al colegio y puestos a elegir prefiero llevarla cómodamente en el hombro que ir tirando por ella, pero la niña tenía muy claro que el único y fundamental requisito para empezar en Primaria era llevar una mochila con ruedas. Ella y el resto de compañeros porque el primer día de clase parecían una ristra de ejecutivos en miniatura haciendo cola para embarcar en un avión en dirección a sabe Dios dónde.

A esas alturas yo ya me había resignado a que mi pequeña se había convertido en una niña grande, como ella misma no deja de recordarnos a la menor oportunidad, así que entenderéis mi alegría cuando me pidió si podía marcarle la mochila y que incluso si quería podía hacerlo Pica Pecosa.

Primero los cuadernos (aquí) y ahora la mochila. Pica Pecosa está en racha. En esas estábamos cuando el esposo volvió de viaje y la niña se quedó enamorada de los peces de su maleta que hice con chalk paint (aquí). El resultado no podía ser otro, ¿Verdad? 
Así la trajimos de la tienda:
Y con un poco de chalk paint después:

La niña quedó encantada con el resultado porque dice que es la única que tiene su nombre como si se la hubiésemos comprado así en la tienda.

¿A alguien más le ha tocado este año marcar material escolar? ¿Cómo lo habéis hecho?

¡Pasad un feliz día!



2 comentarios:

  1. ¿Cómo aguanta el Chalk paint el paso del tiempo sobre la tela? Entiendo que mejor que no se moje, ¿verdad?
    Es que veo que la usas en mochilas, bolsas, en utensilios de cocina... y eso tiene que soportar muchos roces, humedad...
    Ya me contarás, por favor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elena!!
      Según mi experiencia, la chalk paint aguanta bien en la tela, sobre todo en la de mochilas y maletas, que es más dura. En éstas hay que dar varias manos de pintura, pero luego aguantan bien los roces (la del esposo y la de la niña siguen intactas). En el caso de la cartera, es piel artificial y aunque le apliqué cera protectora, la pintura acabó con rozaduras negras de meterla y sacarla del bolso. En tela no he probado aún, aunque me han dicho que aguanta bien los lavados, pero mejor utilizarla en cosas que no se laven a menudo (tote bags, zapatillas, etc.). Respecto de los utensilios de cocina, también me han comentado que utilizando después la cera protectora, no hay problema con el agua, pero yo tampoco lo he probado.
      Un beso,
      Sonia

      Eliminar