Haz un portapapeles con lápiz para la nevera

Esto es a lo que me refiero, un pequeño portapapeles y un bote estrechito para poner el lápiz con el que apuntar las cosas:
La idea surgió de la necesidad de tener a mano los papelitos reciclados que utilizo para apuntar la lista de la compra y que no anduviesen cambiando de sitio cada vez que los cogía y volviéndome majara de paso. 

La idea inicial era utilizar un cuaderno con un imán para que siempre estuviese pegado a la nevera, que acabé descartando porque la niña se apropiaba de todos los que compraba, así que al final me arreglaba recortando folios reciclados y uniéndolos con una pinza. Sólo me faltaba que estuviesen en un sitio fijo.

En esas andaba cuando me acordé de este post de Baballa en el que reciclaba unas latas poniéndoles un imán para tener el papel y el boli siempre a mano. Yo también tenía unas latas metálicas de esas donde viene el pimentón, pero probando con los imanes (de los de publicidad) comprobé que no aguantaban el peso.

Si los botes metálicos no servían podía hacer algo yo misma. Lo de pegarle un imán al boli no dio resultado. Necesitaba algo hecho con un material ligero, como el cartón, un envase pequeño y estrecho (para que no molestase al abrir la puerta). ¿Dónde había visto yo algo así? ¡Claro! En la caja de las medicinas. Una caja de aspirinas con un imán pegado por detrás fue la solución:
La forré de vichy amarillo y le puse fabric tape en el borde. Quienes me seguís por Instagram ya sabréis que inicialmente iba con papel de regalo pero al final lo cambié por la tela:
La siguiente tarea fue hacer el cuaderno para apuntar los recados. Los trozos de papel reciclado eran muy cómodos porque simplemente tenías que abrir la pinza para sacarlos, pero ¿Cómo hacer para sujetarlos a la nevera? Quiero decir de una forma bonita, porque podía pegarle un imán al último del taco y ya lo tenía resuelto, pero yo buscaba algo que quedase lucido y práctico a la vez. 

Se me ocurrió que un portafolios. Un soporte con una pinza. Hice uno a la medida con una caja de cerales. Recorté un cuadrado, le pegué papel de estraza, lo bordeé con fabric tape y le puse un imán por detrás:
Son taaan bonitos y tan prácticos que naturalmente ya no sólo tienen la lista de la compra, sino que también nos dejamos ahí colgadas las notas. Que mucho whatsapp y mucha tecnología pero cuando vemos un papelín encima de la mesa de la cocina ya sabemos que nos toca algo.

¡Pasad un felíz miércoles!






No hay comentarios:

Publicar un comentario