Haz tarta de chocolate facilísima

Os voy a dar la receta para hacer una tarta de chocolate muy rica y a la vez muy sencilla. Certificado por una torpe para la repostería. Lo único que hay que cocinar es la crema pastelera, el resto se compra hecho.

Tres ingredientes: base de bizcocho (vienen tres en cada envase), una tableta de chocolate para fundir y crema pastelera:


Lo primero es remojar el bizcocho en almíbar. Se prepara poniendo a hervir en un cazo la misma cantidad de azúcar que de agua. Yo puse tres pocillos de cada. Se deja al fuego hasta que alcanza una consistencia parecida al jarabe. En ese momento se echa sobre las tres bases de bizcocho cada una por separado y ahí se quedan esperando.

El segundo paso es hacer la crema pastelera. Suena complicado pero nada más lejos de la realidad; la prueba es que yo sé hacerla.
Se hace poniendo a calentar en un cazo dos cucharadas soperas de mantequilla. Cuando está derretida, se añade una cucharada sopera y media de harina. Se remueve bien para mezclarlo.
A esto se añade leche poco a poco removiendo sin parar para que no se pegue junto con un poco de canela, azúcar y corteza de limón o naranja. No hay una medida de leche concreta; cada vez que la mezcla se espese, se echa leche, se sigue removiendo hasta que vuelva a espesar y así sucesivamente.
La ciencia de esta receta es darle al tenedor o a la varilla sin parar. Te pasas por lo menos diez minutos ahí removiendo y ya tienes tu crema lista. Cuando tengas una cantidad suficiente y esté bien espesa la retiras del fuego.

El tercer paso consiste en poner una base de bizcocho en un plato (recuerda que es donde presentarás la tarta), y echar una capa de crema pastelera, bien distribuida, por toda la superficie. Encima de esto, colocar la siguiente base, y más crema pastelera. Rematar con la última base de bizcocho (sin crema encima).

Técnicamente, ya tenemos la tarta hecha. Para darle más atractivo, la vamos a cubrir con una capa de chocolate. Igualmente sencillísima de hacer: en un cazo se echan dos cucharadas soperas de mantequilla. Una vez derretidas se añade la tableta de chocolate partida en pedazos removiendo hasta que se funda. Ya tenemos la cobertura.

Se vierte sobre la tarta desde el centro hacia los bordes, tapando el bizcocho. La única destreza necesaria para esto es la rapidez porque cuando se enfría el chocolate queda duro.

El resultado es éste:


He encontrado aquí una receta con menos ingredientes aún: cinco tabletas de chocolate para fundir y dos paquetes de galletas de barquillo rellenas de chocolate. Tiene tan buena pinta que va a ser la siguiente que pruebe a hacer.

No se me ocurría cómo adornarla y dado que mi destreza y conocimientos reposteros son limitados (limitadísimos) opté por ir a lo seguro y hacer una manualidad para salir del paso.

Me inspiré de nuevo en las guirnaldas que había confeccionado para el cartel de la fiesta y me puse manos a la obra:


Utilicé la misma técnica aunque éstas las hice más pequeñas. El soporte son los palitos de madera que se utilizan para preparar pinchos morunos. Los pintó mi hija con ceras de colores y así quedaron:


Y esta es la imagen de la tarta una vez adornada junto con la vela de número:


Mañana siguiente entrega de la fiesta de cumpleaños. Os voy a enseñar las fotos del vestido de princesa y la corona de fieltro que le hizo mi madre. Precioso, no puedo decir más.



No hay comentarios:

Publicar un comentario